'Olivia Newton-John, el amor de verano hecho eterno'

Si Grease (Randal Kleiser, 1978) ha pasado a la historia del cine no ha sido por su argumento. La película, una adaptación del musical creado por Jim Jacobs y Warren Casey seis años antes, cautivó a tantos espectadores y se ha transmitido a  generaciones posteriores por la química de su pareja protagonista, John Travolta y Olivia Newton-John, en los papeles de los jóvenes estudiantes Danny Zuko y Sandy Olsson, respectivamente. También ha logrado ese hito, reservado a filmes especiales, por su coreografía, sus canciones, un reparto estupendo, un atractivo vestuario de los años 50 y una historia tan simple como eficaz para ganarse el interés de una juventud que buscaba verse reflejada en la gran pantalla. Sin más pretensiones que distraer y disfrutar de un buen espectáculo. Al fin y al cabo ésa es la magia del Séptimo Arte.

Olivia Newton-John, el amor de verano hecho eterno

Olivia Newton-John ha fallecido a los 73 años de edad. Se podría decir que su adiós es algo que en algún momento se esperaba, ya que las informaciones que generaba su estado de salud no eran nada halagüeñas.

Olivia Newton-John será siempre Sandy Olsson, la inocente estudiante que casualmente se enamora durante las vacaciones de verano de la persona más popular del high school en el que ingresará tras el estío, Danny Zuko, un tipo duro, seductor, líder del grupo dominante del centro estudiantil, cuyo perfil no guarda relación alguna con la timorata Sandy. Cuando las vacaciones dejan paso a las clases del nuevo curso, ambos se reencuentran… Pero, bueno, a estas alturas de la película, ¿quién no conoce el argumento de Grease?

Olivia Newton-John, el amor de verano hecho eterno

Es llamativo cómo pueden marcar a un actor o a una actriz un buen papel o una excelsa interpretación, esos que se ganan el favor del público. Lo hicieron con John Travolta como Zuko, quien ya venía de triunfar con otro personaje paradigmático como el de Toni Manero en Fiebre del sábado noche (Saturday Night Fever, 1977), de John Badham, y lo hicieron con Olivia Newton-John, quien a pesar de su carrera musical y cinematográfica siempre será recordada por aquella Sandy Olsson que enamoró a Danny Zuko. 

Olivia Newton-John y John Travolta, o lo que es lo mismo, Sandy Olsson y Danny Zuko, elevaron al máximo nivel una película, Grease, que forma parte de la vida de las personas nacidas en los 60, que entonces eran estudiantes del extinto BUP y ahora son abuelos, que bailaron al ritmo de la vertiginosa banda sonora, sobre todo del tema ‘You’re the One That I Want‘, uno de los momentos estelares del cine musical, que se vieron reflejados en Sandy y Danny, y que hoy se sienten tristes porque como cantaba éste en la canción ‘Sandy‘: «Estoy indefenso sin ti (I’m helpless without you)»…

¿QUIERES COMPARTIR ESTE POST?

DEJA UN COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS ARTÍCULOS